Las discotecas, a partir de las 30, huelen a desesperacion de aca nunca me voy hasta que pille

Las discotecas, a partir de las 30, huelen a desesperacion de aca nunca me voy hasta que pille

Ni an exudacii?n ni a tabaco. Los pubs se han convertido en caldo sobre cultivo sobre hombres y chicas treintaneros que se lanzan desesperados a la oscuridad sobre la carretera de bailoteo Con El Fin De dar con a su media naranja (con vi­a litro sobre vodka en vena, por favor).

Discotecas | Destinos Con El Fin De proceder de fiesta

Tengo treinta y cuatro anos y no ha transpirado estoy soltera. Que es distinta a ser soltera, ya que no deseo que mi requisito sentimental me defina igual que alma, aunque vayamos al tema que nos ocupa.

Siempre me ha maravillado partir de fiesta por la noche. Continue reading “Las discotecas, a partir de las 30, huelen a desesperacion de aca nunca me voy hasta que pille”